Españoles tienen 50% inversión turística de Bávaro-Punta Cana

PALMA DE MALLORCA, España. Más del 50% de la inversión turística en la zona de Bávaro-Punta Cana, el primer destino en República Dominicana, corresponde a capital español, una proporción que podría aumentar ante las nuevas fórmulas y mecanismos legales que se están implementando en el país para facilitar la inversión extranjera en sectores estratégicos como el turismo.

La afirmación es del abogado dominicano Práxedes Castillo Pérez, quien analizó el escenario legal de la actividad turística en República Dominicana, país invitado en el III Congreso Internacional de Derecho del Turismo, celebrado en Palma de Mallorca.

 

Castillo Pérez destacó que además el sector turístico se puede beneficiar, asimismo, de la fijación de los precios de transferencia por varios años y renegociarlos al concluir el tiempo pactado. “Por esta vía, se compensa cualquier aumento del IVA o cualquier incremento transitorio de cualquier otra tributación como el impuesto sobre la renta, porque el país es el primer interesado en que el turismo continúe desarrollándose”.

Castillo Pérez explicó que en República Dominicana se están aplicando fórmulas y figuras jurídicas novedosas para facilitar la inversión al capital extranjero, en el que predominan los mayores grupos hoteleros españoles.

Entre estas figuras citó la del fideicomiso, similar a los instrumentos establecidos en las legislaciones peruana y mexicana. “Tiene la ventaja de ser una figura con personalidad jurídica utilizada para el desarrollo y financiación de un proyecto, exento de impuesto sobre la renta, sólo gravado con el impuesto sobre inmuebles en la transferencia. También se está utilizando, por ejemplo, para la construcción de las viviendas de los empelados de los hoteles en México, para las inversiones extranjeras en la Riviera Maya  y en Perú, y pronto se va a utilizar en la República Dominicana”.

Agregó que el fideicomiso puede ser público, privado o público-privado y permite acometer todo tipo de proyecto con muchas ventajas impositivas.

En México, solamente las instituciones bancarias están autorizadas para realizar operaciones de fideicomiso.

Según aseguró Castillo Pérez, el modelo dominicano va a ser mucho más flexible y permitirá una vía a los inversores extranjeros. “Para los bancos es mucho más fácil financiar un fideicomiso”.

En este punto, resaltó la fortaleza financiera y seguridad bancaria de República Dominicana, producto de la estricta supervisión a la que los bancos han sido sometidos desde 2003, “lo que nos salvó de la burbuja inmobiliaria y crisis financieras. Eso ha permitido que los bancos dominicanos estén financiando a los grupos hoteleros españoles con créditos hasta por 100 millones de dólares, con tasas de interés muy atractivas que compiten con las estadounidenses y las europeas”.

En cuanto al sistema hipotecario, Castillo Pérez afirmó que se ha ido mejorando con nuevas leyes. “Ejecutar una hipoteca toma unos tres meses pero por el volumen que tienen los tribunales, no por incidentes del procedimiento. Hay confianza entre las empresas en el mecanismo de las hipotecas en el país”.

Doble tributación

Castillo Pérez hizo referencia al acuerdo suscrito el año pasado por República Dominicana y España para evitar la doble tributación, y refirió que en República Dominicana ya ha sido aprobado y refrendado tanto por el  Tribunal Constitucional como por el Congreso.

Sin embargo, resaltó que, según ha sabido, en España aún falta algún paso para su aprobación definitiva. Consideró que este convenio, que debe estar en vigor el año que viene, va ayudar mucho a la inversión extranjera.

Reforma fiscal afecta al turismo

Por otra parte, el abogado dominicano hizo alusión a la reforma fiscal que se ha llevado a cabo en República Dominicana y que no ha tenido en cuenta al turismo como sector estratégico de la economía. “Mientras que en otros países del Caribe y México, destinos con los que compite República Dominicana, el sector goza de impuestos más bajos, en nuestro país se acaba de subir el Impuesto sobre Transferencias de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS), similar al IVA, de un 16 a un 18%, lo cual atenta contra la competitividad como destino, ya que en México, por ejemplo, se ubica en un 12%”.

Castillo argumenta que el turismo no es un negocio interno sino internacional, en competencia con otros países, por lo que “el Estado debe establecer esas ventajas competitivas en el destino”.

Mencionó que los grupos hoteleros españoles, reunidos en la asociación Iberhotel, estaban intentando negociar con el gobierno dominicano para lograr una tasa preferencial para el sector turístico. “Creo que debe ser similar a las de los demás países del entorno que compiten con nuestros destinos

vía Españoles tienen 50% inversión turística de Bávaro-Punta Cana.

Category : Noticias

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.